sábado, 28 de enero de 2017

    Somos lo que en esencia éramos a los seis años de edad. A mi me gustaba disfrazarme, hacer voces, dibujar e inventar historias. Cuando aprendí a escribir me divertia haciendo pequeñas obras de titeres para mi familia en las cuales actuaban mi hermana Ioneska y mi sobrino- hermano Ricardo. Los adultos son quienes desestiman (yo no) la importancia de jugar. Jugar es un asunto serio.
    Hacer teatro (play, play act) hacer un guión (screen play) es lo que hago y haré siempre ad honoren o cobrando. Al menos 17 años de mi vida he dedicado sistemáticamente a la lectura y a la escritura, incluyendo los seis años que pasé en la Escuela de Letras para obtener mi licenciatura, los casi dos años que llevo en la maestria de teatro y cine acá en Argentina, más todos los talleres de dramaturgia, teatro, escritura creativa, novela corta, guión que hecho hasta ahora. Tiempo empleado para modelar el caudal natural de la imaginación, para vivir e interactuar con personas que me han hecho crecer y madurar. Aún me falta camino por recorrer, ensayar, fallar, ganar. 
      Gracias al camino andado hasta ahora puedo decir que me importa poco o nada que el común denominador no considere a la literatura, el teatro o el cine como profesiones o asuntos importantes en la sociedad. Platón no pudo excecrarnos de su república, tampoco -pudieron con gente como yo- las persecusiones de la iglesia, la burocracia del Estado, ni la rigidez de una solapa o de una oficina, menos podrá la era más hedonista y acémila de nuestro mundo.
      No escribo este texto con el própósito de enaltecer un oficio en detrimento de otro, sino de estimar que existen personas que dedicamos nuestra vida a elaborar esas historias que les leen los padres a sus hijos en las noches, que escribimos las películas que ven los domingos o creamos ese

domingo, 13 de diciembre de 2015

2015 ¡Un añazo!

   Solo faltan 18 días para que se acabe el año 2015, por eso se aglutinan ante mi tantos momentos importantes y decisiones determinantes para el curso de mi vida.
    El hecho más importante de este año ha sido mi mudanza a Buenos Aires, han pasado tantas cosas en tan poco tiempo que aveces me abrumo, pero siempre sigo. Necesitaba cambiar de ambiente, de rutina, de trabajo, hasta de clima, valorar aún más a mis padres y a mi amada familia.
   Una maestría en Teatro y Cine latinoamericano me trajo, o al menos esa fue la excusa más potente para venir, para crecer como ser humano y cumplir 30 años en esta tierra albiceleste. Tantas imágenes pasan por mi mente al mismo tiempo, instantes y personas que no sería posible evocarlos a través de la escritura, al menos no en post.
      En estos últimos meses he aprendido a ser mucho más paciente, a vivir mi presente con plenitud y madurez, dándole importancia a las cosas que lo ameritan y lo que no sume simplemente dejarlo pasar. Los años de meditación y Yoga han rendido sus frutos, la tenacidad almacenada y el ímpetu interior no me han permitieron detenerme, desde los momentos oscuros me miré fuerte y capaz de darle la cara al mundo y sonreír.
    Desde que aquí despedí a los padres de dos de mis mejores amigas, primero el Sr. Orlando, al enterarme hubiese salido corriendo para abrazar a Natalia, hubiese tomado el primer autobus, pero me supe tan lejos, a 8 horas en avión de mi amiga, de su familia, que también es mía, En ese momento y en los días posteriores recordé días en Guayabita, blindada de puro amor fraternal, días de lo posible y lo sublime, esos días de la infancia, de la temprana adolescencia, acompañé a mi amiga con dolor, con amor y supe que vendrían otros días así y llegó un día antes de mi cumpleaños, murió Yolanda la madre de mi amiga Lizeta, que sin sabor más grande, vi el celular en el subte, también recordé días en La Victoria y en Turmero, sus anécdotas con las hermanas de Aquiles Nazoa, su risa contagiosa, una sagitariana como yo, una mujer valiosa, madre, abuela, bisabuela, antes de venir no pude darle un abrazo y me duele.
     También he recibido noticias hermosas, como el nacimiento de mi sobrino Javier, el plan vacacional de Francisco, fotos de las cuatro películas que ha filmado mi padre este año, logros de mis alumnos de la universidad, estrenos de obras de teatro de amigos tan queridos, ascensos laborales, logros, tantas cosas hermosas que también pasan en la vida.
      También un año de logros literarios, ver algunos de mis poemas publicados en la Antología del jamming y 100 mujeres contra la violencia de género me dio felicidad. Además de ser finalista en el Concurso de Excelencia literaria en Seattle.
     Sé que este ha sido una año de entrenamiento, de constante aprendizaje en todos los ámbitos: desde lo espiritual, hasta lo material, aquí aprendí a sortear la incertidumbre, a afianzarme en mis afectos que desde la distancia jamás me dejaron decaer y en quienes me acompañan en Argentina.
      En Buenos Aires me han amado, he amado yo desde el cuerpo, desde el alma, agradezco todo en cuanto a mi vida ha pasado,  Gracias Buenos Aires por tus lecciones de vida, amor, incertidumbre y muerte. Falta aún mucho por hacer, mucho por contar.

¡Felices fiestas y un maravilloso año 2016!

miércoles, 25 de febrero de 2015

Caracas Urgente en la Sala José Felix Ribas del Teatro Teresa Carreño




Abshinte, organización de artes escénicas, 
Cátedra venezolana de la escena y Grupo Mimesis Teatro
presentan:

Caracas Urgente es una obra de teatro original de Levy Rossell que representa la exteriorización de sentimientos y motivaciones profundas del ser humano.
La sobriedad y el tono bucólico predominan en el montaje que se divide en dos actos, que desea plantear una reflexión en torno a la cotidianidad y lo que significa ser caraqueño.
Cinco personas, que más que humanos son seres provenientes de la nada, conciencias que buscan arle respuesta a las preguntas esenciales de la vida.
Drama, ironía y pantomimas que interpretan estos personajes acompañados de siete interpretaciones musicales que sustentan el mensaje de Rossell.



Estreno 20 de marzo. Sala José Felix Ribas 
Teatro Teresa Carreño




Ficha artística
Jeizer Ruiz: Jeizer
Gabriela Durán Arnaudes: Gabriela
Jessica Cro: Sacarac
Cristina Colmenares: Bárbara
Erick Chaviel: Erick
Solista: Sixela Vizquel

Ficha técnica
Director general: Jeizer Ruiz
Director musical: Rafael Lemus
Asistente de dirección: Angel Escalante



domingo, 4 de enero de 2015

Agradecimiento a mis maestros

   

He tenido grandes maestros en la vida, he sido afortunada, de cinco hijos heredé el gusto por el teatro y cultivé el gusto por la literatura.

Mi primer maestro de arte dramático fue mi padre, jugábamos a hacer voces, me disfrazaba, caminaba como viejita, mientras mi madre fue mi maestra de mitología griega e historia del arte, a los 10 años yo sabía quienes eran Esquilo, Sófocles y Eurípides y fácilmente podía recordar de memoria el proemio de la Odisea, aprendí historia universal a través de relatos y a la invitación permanente a la lectura, a la indagación que alimentaba mi curiosidad y mi gen histrionico, pero todo talento sin disciplina, sin modelado se estanca, por eso hay muchas páginas de infancia, baile en el Colegio Ramos, pintura en la cuevita, tinta en diarios de adolescencia.

Luego encontré mi lugar en la Escuela de Letras de la UCV, en el aula ágora, en los profesores, en las lecturas que expandieron mi cosmos, en gente parecida y diferente que habitaba en aquel pasillo, en cada nueva vivencia, en cada nuevo contraste.

Por un momento quise alejarme del teatro, pensando que no era lo mio, por miedo a hacerlo mal, pero el teatro es una energía a la cual somos convocados y es difícil escapar, así que en 2006 volví a él de la mano de José Miguel Vivas, posteriormente emprendí junto a María K Mimesis Teatro, un sueño que en diciembre cumplió seis años.

A la par estaba Levy Rossell quien siempre será mi maestro, mi amigo y con quien comparto desde 2009 panel profesoral en el V Taller Nacional de nivelación y formación actoral.

En mi escuela conocí a mi amado Rafael Castillo Zapata mi profe favorito de teoría de la literatura, a quien seguí en Seminarios de crítica y teoría, gracias a él conocí a Lezama Lima, Walter Benjamin, Theodor Adorno, Gamoneda, Castillo Zapata un ser humano con el que guardo tantas conexiones, descubiertas con los años, gracias a su poesía, a sus diarios y a nuestras conversaciones.

También agradezco a Armando Rojas Guardia con quien descubrí la forma de entender y escribir poesía, ese género íntimo y descarnado donde habitan mis vivencias más hondas. Luego llegó a mi vida Cesar Rojas quien me otorgó herramientas para desarrollarme en dramaturgia y los maestros que me faltan por descubrir.

¡Gracias Anamaría Picca y a Jose Armando Orta Gorrin por su apoyo en la infancia, por la motivación cuando inventaba una historia en mi cuaderno de tareas! a Edilmar Márquez Ojeda por motivarme en las olimpiadas de Castellano y literatura y ayudarme a ganar el primer lugar en el San José ¡Gracias, gracias, los respeto, los admiro y recuerdo con amor!

viernes, 20 de junio de 2014

Stand Up Poetry: tres poetas

Me siento muy honrada por haber sido incluida en esta entrega del Stand Up Poetry de Inspirulina, junto a dos voces poéticas tan cercanas y de alma grande como Leonardo Melero y Yorgenis Ramírez. Feliz y agradecida por tan hermoso trabajo de diseño y edición de parte de Luis Chacón y por presentarnos de este modo: "Esta semana en el Stand Up Poetry tenemos el placer de presentar a nuestros lectores tres voces jóvenes destacadas: Leonardo Melero, Gabriela Durán y Yorgenis Ramírez"

En las páginas que encontrarán a continuación podrán aproximarse a mi faceta poética, mucho más íntima que mi labor teatral. Espero que lo disfruten Stand Up Poesía: 3 poetas



jueves, 12 de junio de 2014

Grupo Mimesis Teatro presenta "Las Rutinarias"









Las Rutinarias es una obra de teatro original de Gabriela Durán Arnaudes que se aproxima a la dinámica carcelaria y al rol que tiene la mujer en la construcción de un pran. La pieza teatral refleja la vida tras las rejas y se abordan temas como la violencia, la amistad, la homosexualidad, el sincretismo religioso, la corrupción, la fraternidad, también el amor sin condiciones.

Las Rutinarias ofrece una lectura de los nuevos personajes de nuestra sociedad: pranes, luceros y falsas, conjugándose con personajes tan antiguos como la humanidad: prostitutas, madres y guardias.


Sinopsis argumental:

Yerly es una joven de 25 años de edad, quien lleva cuatro años siendo rutinaria. Yerly visitó por primera vez la cárcel cuando era estudiante de la UCV y pretendía hacer una investigación, luego de unas cuantas visitas se enamoró perdidamente de Nilkerson, Pran de la cárcel central. A partir de ese momento se ganó la envidia de parte de las rutinarias, en especial de Cachamay, la compasión de Mirna y los tratos especiales de parte de Brígida, la guardia.

Cada miércoles y la mayoría de los sábados las rutinarias se disponen en largas colas a las afueras del penal, su cotidianidad manifiestan sus incomodidades, sus esperanzas y sus chistes habitualmente. En medio de la fiesta de cumpleaños de “El Colombiano” lucero de Nilkerson, se enteran que se producirá el traslado de 72 nuevos reos, entre ellos Layon Pran de la cárcel del Este. Todas las rutinarias en angustia debido a que con los reos nuevos vendrá un nuevo contingente de prostitutas y falsas –mujeres que desean entrar a la cárcel para levantarse a algún preso que les haga la vida mejor. Yerly se siente que el puesto de poder de su novio está amenazado. Al llegar los nuevos surgen asperezas entre las rutinarias de la cárcel central y la cárcel del este, peleas, chismes que corren como pólvora por toda la cárcel. Los luceros y El evangélico, socio de la red de prostitución y dueño de la vende y paga de caballos son los verdaderos interesados en destronar a Nilkerson de su puesto y le envenenan la cabeza con chismes e injurias en torno a Yerly. Nilkerson siente profunda tristeza y celos lo cual es una sentencia para ambos.


Las Rutinarias, cuenta con un elenco de 19 actores:
Saúl Henríquez, Yolimar Manrique, John González Vicent, Thanais Villaparedes, Pablo Granadino, Ayleen Espadolini, Jeizer Ruiz, Gabriela Durán Arnaudes, Alftiben González, María Karina de Gouveia, Edgar González, Raquel Rodríguez, Javier Chirinos, Yineska Herrera.

Acompañados por el primer actor venezolano Pedro Durán y los experimentados actores: Miguel Ángel Salas, Marlenis Falcón, Juan Carlos Lira, Carmen Naranjo y Reyna Mudarra.





Temporada Fundación Celarg


A partir del 12 de junio al 22 de junio. Sala de teatro 2

De jueves a sábado a las 8:00 p.m y los domingos a las 7:00 p.m

Entradas a la venta en solotickets.com y en las taquillas del Celarg

Valor Bs. 120



Las Rutinarias

Ficha artística:

Nilkerson: Sául Henríquez
Yerly: Yolimar Manrique
Layon: John González Vicent
La Menora: Ayleen Espadolini
La Tuyera: Yineska Herrera
Mirna: Marlenis Falcón
La Polaca: Thanais Villaparedes
Cachamay: Gabriela Durán Arnaudes
El loco: Pedro Durán
Wladimir: Miguel Ángel Salas/ Juan Carlos Lira
El Evángelico: Jeizer Ruiz
El Colombiano: Altiben González
Whasincool: Pablo Granadino
Cleyverland: Edgar González
Yugreimann: Javier Chirinos
Bradira: Reyna Mudarra
Sharon: Raquel Rodríguez
Brígida "la guardia": Carmen Naranjo
Pandora Esmeralda: María Karina de Gouveia

Ficha técnica:
Dramaturgia y dirección general: Gabriela Durán Arnaudes
Producción general: María Karina de Gouveia
Dirección artística y producción de montaje: Ángel Escalante
Asistente de producción: Josse Campos
Diseño gráfico: Ernesto Betancourt
Diseño de escenografía: Pablo Granadino
Fotografía: María Karina de Gouveia
Audiovisual introductorio: Edgar González
Maquillaje y vestuario: Grupo Mimesis Teatro
Apoyo logístico y publicitario: Oswaldo Diaz

Mimesis Teatro en coproducción con Fundación Celarg y apoyo de Absinthe, organización de artes escénicas.


Facebook: https://www.facebook.com/LasRutinarias

Twitter: @grupomimesis